Servir y proteger

Lola cuenta cómo el violador la durmió y abusó de ella


Este jueves en Servir y proteger… Lola cuenta como el violador la durmió con cloroformo y le encerró en un sótano. Y allí la violó. La conmoción en la comisaría por este suceso es enorme. Sus compañeros hacen todo lo posible por apoyarla, y la intentan convencer para  que se coja la baja y se tome unos días de descanso. Pero Lola no está por la labor. Quiere seguir en su puesto con la intención de dar caza a ese miserable. Bremón sufre lo indecible al ver a Lola en esas circunstancias.

Los esfuerzos para atrapar al agresor se intensifican, y Osorio sigue trabajando en la pista de un hombre que pudo tener que ver con los crímenes de hace diez años.

La inspectora Ibarra llega a comisaría interesada por una posible denuncia que Sergio Mayoral va a interponer contra un policía, Roberto Batista. Eso significa que Régimen Disciplinario le puede abrir un expediente, echando por tierra sus sueños de poder ser algún día inspector. Alicia, preocupada por esto, intenta convencer a Sergio para que, finalmente, no denuncie a Rober. Sergio quiere saber el motivo real por el que Alicia se esfuerza tanto en defender a su compañero.

Quintero descubre que Jairo fue el ladrón que acompañaba a Fiti en el robo de sus televisores, meses atrás. Jairo, al verse pillado, piensa que Quintero le va a denunciar y a despedir.

Aconsejado por Juan, el vigilante jurado de Transportes Quintero, Jairo hace las paces con su hermano, dando a entender que ha superado el desamor de Paty.

        

Haz clic aquí para ver más fotos