Servir y proteger

Lola aparece desorientada en comisaría


Este miércoles en Servir y proteger… Toda la comisaría se revoluciona al enterarse del secuestro de Lola por parte del agresor sexual. Los agentes se reparten el trabajo para buscarla a contrarreloj. Miralles y Elías, muy afectados, encuentran un zapato y el teléfono abandonado de la joven policía, lo que acrecienta la preocupación. Finalmente, Lola aparece desorientada en comisaría.

Por su parte, Rober y Alicia no acaban de llegar a un punto de encuentro. A la tensión de la noticia de Lola, se une la denuncia contra Rober que Sergio acaba de poner en la comisaría. Para colmo, Rober y Alicia se cruzan con Paty en el bar. Después de su primera noche de amor juntos, María se lleva una decepción al sentirse rechazada por Osorio.

Tras mostrarle una gran tenacidad e inteligencia, Sergio consigue que Quintero acepte su oferta de ser su asesor financiero en el tema de los paraísos fiscales. Está visto que a Sergio no le importa cruzar la barrera de la legalidad.

Salima confiesa a Eugenio que quien la llama insistentemente no es un familiar sino un ex novio al que no quiere volver a ver. Eugenio cree zanjar el problema reglándole un móvil con número nuevo.

Quintero comunica a Jairo que Juan, un musculado y simpático guardia de seguridad de la empresa, le ayudará a vigilar las timbas con él. A Jairo no le hace gracia pero lo cierto es que Juan es amable y pronto se gana su confianza.

        

Haz clic aquí para ver más fotos