Servir y proteger

Avance semanal de ‘Servir y proteger’: Alicia se enfrenta a Quintero para descubrir la verdad


La semana del 10 al 14 de julio en ‘Servir y proteger‘: Elías ha recibido una paliza por parte de unos sicarios de Quintero, Alicia se sorprende al encontrar a su padre en actitud amistosa con Montse Ibarra, Alicia interroga al Doctor Alba y mucho más. Sigue leyendo para enterarte de todo.

Capítulo 52 (Lunes, 10 de julio): Alicia sigue investigando sobre Quintero, obsesionada con él

Miralles, influida por su hija, no presenta la dimisión. Tanto Bremón como Osorio se alegran de que no siga el juego al violador. Además, los inspectores confirman la teoría de que es alguien cercano a ellos. Miralles descubre que en su casa también hay un micrófono oculto.

Alicia sigue investigando sobre Quintero, obsesionada con él. Rober y Sergio se  encuentran en su casa y se comportan, por primera vez, de forma civilizada a pesar de la tensión sentimental existente. Olga da a Paty un dato acerca de Charly, nuevo cliente del gimnasio, como posible traficante de esteroides.

Rober aprieta las tuercas a Jairo sobre Quintero y el menor de los Batista, harto del marcaje de su hermano, anuncia que se irá del piso.

Elías ha recibido una paliza por parte de unos sicarios de Quintero, pero no tiene pruebas de ello. Eso sí, el policía no permanecerá callado ante el empresario. María se desilusiona con sus expectativas amorosas respecto a Osorio, pues el policía empieza a comportarse con frialdad.

Capítulo 53 (Martes, 11 de julio): Alicia se sentirá culpable por seguir ocultando a su padre que Quintero era el amante de su madre

Miralles comunica a Antonio que el violador se coló en su casa para colocar un micro. La inspectora jefe se esfuerza en tranquilizar a su familia, pues está convencida de que muy pronto podrán atrapar al hombre que atacó a Olga y a Lola.

Laura consigue rastrear la señal del micrófono hallado hasta una nave abandonada. Allí, Miralles, Osorio, Elías y Nacha encuentran el escondite del asesino, pero ni rastro del hombre que buscan. Los policías no son conscientes de que el criminal pretende asestarles un duro golpe, con Miguel Osorio como objetivo.

Quintero se entera de que Jairo quiere mudarse por haber discutido con su hermano. El empresario pide al joven que siga viviendo con Rober, para que así pueda informarle puntualmente de los movimientos de la policía. Por otro lado, Elías dice a Rober que si no encontraron nada en el registro en la empresa de Quintero bien pudo ser porque Jairo le puso sobre aviso.

Alicia se sorprende al encontrar a su padre en actitud amistosa con Montse Ibarra. Además, Alicia se sentirá culpable por seguir ocultando a su padre que Quintero era el amante de su madre.

Capítulo 54 (Miércoles, 12 de julio): Alicia decide enfrentarse a Quintero

Miralles cree que está cerca de atrapar al asesino gracias a las grabaciones del micrófono. Paralelamente, Juan muestra cada vez más interés en Olga.

Con el escándalo de los anabolizantes en el gimnasio, Max piensa que quizás Paty debería volver con su madre. Además, con los problemas económicos que presenta “El Atlas”, Max no cree que pueda darle la vida que se merece, incluso duda que le pueda pagar un sueldo como recepcionista del gimnasio. Paty decide que prefiere seguir al lado de su padre, aunque eso signifique renunciar a muchas cosas.

Oscar da un ultimátum a Salima, o se acuesta con él una última vez, o se lo contará todo a Eugenio. Salima, presionada, termina por aceptar y acaba en una habitación de hotel con Oscar. Alicia decide enfrentarse a Quintero y preguntarle si fue el amante de su madre.

Capítulo 55 (Jueves, 13 de julio): Alicia no se siente con fuerzas

Quintero niega estar relacionado con la muerte de la madre de Alicia, aduciendo que ese día estuvo ingresado en la clínica del Doctor Alba. Alicia, agobiada por lo que ha descubierto y la situación en la comisaria, no se siente con fuerzas de seguir manteniendo una relación sentimental y quiere cortar con Sergio. Él le pide que reflexione y se tome su tiempo.

Salima se niega a cobrar por acostarse con Oscar y espera no volverle a ver jamás. Eugenio, ajeno a todo lo que le sucede a su novia, le anuncia que se marcha tres días a Sevilla a un congreso.

El comisario vuelve a colocar a Miralles al frente de la investigación y pide a los policías que tengan cuidado ya que el asesino los tiene como objetivos. En lo sentimental, Lola besa a Bremón.

Por miedo a que le suceda algo a su familia, Miralles decide poner una escolta a su hija Olga, que tiene cada vez más trato con Juan. Jairo, decidido a conquistar el corazón de Paty, busca el consejo de Olga.

Capítulo 56 (Viernes, 14 de julio): Alicia interroga al Doctor Alba, que se reafirma en cubrir la coartada de Quintero

Miralles e Ibarra colaboran para encontrar aspirantes a policías en unos años concretos y Miralles cae en la cuenta de que el test que debió fallar fue psicológico. El cerco sobre el psicópata se estrecha…

Alicia interroga al Doctor Alba, que se reafirma en cubrir la coartada de Quintero la noche de autos. Pero lo que Alicia no sabe es que ese doctor y Quintero tienen una relación muy especial.

Óscar anuncia a Salima que va a seguir siendo su prostituta particular. Superada, Salima explica a María toda la verdad. María convence a Salima para ir a denunciar. Así, Lola y Espe entran en juego en este caso.

Ni Bremón ni Lola se arrepienten del beso que se dieron, al contrario. Parece que ambos están dispuestos a dejarse llevar. Jairo regala un traje de buzo a Paty, que flipa y se burla de él. Max recrimina a su hija haber sido tan dura con el joven.

        

Haz clic aquí para ver más fotos