Servir y proteger

Alicia cree que un policía tiene algo que ver con la muerte de su madre


Este lunes en Servir y proteger… Alicia Ocaña, recién salida de la Academia de Policía, se incorpora como inspectora en una comisaría de barrio de la gran ciudad. Sus primeras horas en ese lugar no serán fáciles, sobre todo porque la joven sospecha que un policía de esa comisaría tiene algo que ver con la misteriosa muerte de su madre, sucedida pocas semanas atrás.

El padre de Alicia está sumido en una profunda depresión tras el accidente que costó la vida a su esposa. Alicia se esfuerza en intentar animarle aunque, por el momento, no lo consigue.

Al bufete del señor Ocaña ha entrado a trabajar Sergio Mayoral, un joven y ambicioso abogado, que tuvo relación con Alicia en el pasado cuando ambos eran compañeros de universidad.

Claudia Miralles es la inspectora más veterana de esa comisaría. A sus conflictos profesionales, debe unir los problemas que vive en casa por culpa de su rebelde hija, Olga. El marido de Claudia es Antonio, un médico de familia, que debe colmarse de paciencia ante las disputas que presencia en su casa.

Uno de los policías de esa comisaría es Rober Batista, un joven oficial que debe vigilar continuamente a su hermano menor, Jairo, para que no se meta en líos. Rober y Alicia deben comenzar a patrullar juntos por orden de la inspectora Miralles, que tiene como principal objetivo atrapar a un traficante de droga que está haciendo estragos en el barrio. Para tal fin, pide ayuda al joven agente Jorge Hernández.

        

Haz clic aquí para ver más fotos

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!